FREECOLD entrega en Cuba 59 tanques de leche solares

FREECOLD ha entregado 59 tanques de leche solares de 500 litros en Cuba a través de su distribuidor exclusivo Suministros Eléctricos ERKA con sede en La Habana.

Este modelo, totalmente de acero inoxidable, que cumple con las normas europeas (EN 13732) y americanas (ISO 5708), forma parte de nuestra gama de tanques solares autónomos, desde el mini-tanque de 50 litros destinado a los pequeños productores, hasta las grandes unidades de 1000 y 2000 litros.

El diseño híbrido de los sistemas que hemos diseñado y vendido permite inyectar en la red eléctrica local (220V, pero en 60Hz) la energía eléctrica excedente producida durante el día por los módulos fotovoltaicos y no consumida por los tanques de leche.  ¡No se pierde nada!

Cuba, la mayor isla del Caribe, tiene un buen índice de desarrollo humano (67º de 188 según el IDH de Naciones Unidas), aunque el país sufre el embargo estadounidense y una alta dependencia del exterior, sobre todo en materia de energía y alimentos.

El país se enfrenta a muchos cambios en un contexto económico y político singular y busca abrirse a los inversores extranjeros para garantizar su seguridad alimentaria o para satisfacer la creciente demanda de energía, orientando su mix energético hacia las denominadas «energías verdes».

Al ser un país en la ruta de los huracanes, también es particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático y está muy expuesto a las catástrofes naturales, como nos recordó el huracán Irma en 2017.

A través del proyecto PRODEGAN, el Estado cubano, que importa entre el 70 y el 80% de sus necesidades alimentarias, desea promover y modernizar el desarrollo sostenible del sector ganadero, con el apoyo del FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, organismo especializado de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) y la AFD (Agencia Francesa de Desarrollo).

El sistema de producción que predominaba hasta los años 90, basado enteramente en el sector estatal, ha ido dejando paso a un sistema que permite el desarrollo de la agricultura familiar privada. En la actualidad, las cooperativas de productores administran el 69% de las tierras agrícolas, frente al 31% de los organismos estatales. Aunque la agricultura privada ha demostrado su eficacia, su desarrollo se ve fuertemente limitado por la falta de equipamiento y tecnología agrícola. La modernización del sector requiere, por tanto, el reequipamiento de los equipos e insumos agrícolas y la erradicación de una especie invasora (el marabú), al mismo tiempo que se evita volver a la explotación consumidora de recursos mineros y químicos que predominaba a finales de los años ochenta. El reto del sector ganadero es aspirar a una intensificación sostenible de la producción, así como a una mejora de la productividad y la seguridad de los sectores derivados (lecherías y mataderos).

Este proyecto, que abarca cerca de 400.000 hectáreas en la provincia de Camagüey, tiene como principal objetivo reactivar la producción de leche y carne mediante el reequipamiento de 105 cooperativas, 15 proveedores de servicios y 2 agroindustrias (una lechería y un matadero), en beneficio de 11.500 explotaciones (35.000 personas).

El aumento previsto de la producción permitirá :

  • impulsar las actividades económicas y sociales de esta región del centro-este de la isla
  • reducir las importaciones de leche del país
  • promover la incorporación de las mujeres y los jóvenes, así como el papel esencial del sector privado en la agricultura.

(Fuentes: AFD Agence Française de Développement, 2022)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.